Menú Cerrar

Los aplaudidores del balcón

Bonita iniciativa eso de salir al balcón a las 20:00 a aplaudir la labor de los sanitarios. De esos funcionarios acostumbrados a tocarse la ingle durante toda su jornada, y que cuando viene una oleada de trabajo por pandemia, se ponen a llorar, o a decir que tienen fiebre y se quedan en casa tranquilitamente, o se quejan una y otra vez… Esas enfermeras que presumen diciendo que ellas cuando llegan al trabajo, trabajan una horita o dos, se van a almorzar, y el resto de la jornada se pasean hasta que termina su turno. A esos no hay que aplaudirles. Seguro que hay de todo… pero esto es España amigos. Circo mundial.

Por otra parte, a los aplaudidores, a esos payasos… ¿Sois los mismos los que arrais en el supermercado para que cuando llegue el siguiente no quede nada que pueda necesitar los que aplaudís? ¿Sois los mismos los que sacais al perro más que nunca? ¿Sois los mismos que os pasais las normas de precaución por el culo? Menos aplaudir y más civismo. Lo mismo a los cacerolos, dejad el ruido en los balcones. Echadle COJONES y poneos a tocar la cacerola en el ayuntamiento, MOÑECOS, PELELES, APLAUDIDORES.

Menos aplaudir y más civismo, los aplaudidores de balcón

Comparte para expandir la sabiduría
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elaborado por Alfa Lyncis