Menú Cerrar

Cuando tienes muchas cosas por hacer…

Cuando tienes muchas cosas por hacer… pero te la terminas zurrando de lo lindo. Así es. En ocasiones tenemos una lista de tareas por completar, pero nuestro cuerpo golfo nos pide guerra. Para un alivio inmediato terminamos recurriendo a la masturbación. ¿Es quizás el demonio quien nos guía a esos comportamientos? Es posible. En ese caso, gracias Satán. Masturbarse es vida, nunca lo dejes.

Cuando tienes muchas cosas por hacer...

Cuando tienes muchas cosas por hacer…

Comparte para expandir la sabiduría
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elaborado por Alfa Lyncis